cat_precios_utiles_2016_900_15

7 consejos para comer más sano

Porque nos interesa que vivas mejor te compartimos 7 consejos para comer más sano, son fáciles y sencillos de cumplir y definitivamente serán vitales para reducir calorías y perder peso.

 

  1. Empieza tus días con 1 ó 2 vasos de agua: Mantenernos hidratados es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, el agua desintoxica el cuerpo y genera sensación de saciedad. Dos vasos de agua en ayunas preparan al organismo para ingerir alimentos y ayudan a combatir la obesidad.
  2. Consume fruta diariamente durante el día: La clave para una alimentación más sana es consumir al menos cinco piezas de frutas y verduras durante el día. Esto es ideal para adquirir vitaminas, fibra y minerales, imprescindibles para aumentar defensas, reforzar el sistema inmunológico y mantener la presión arterial estable. Además, luchan contra los radicales libres, responsables del envejecimiento y de algunas enfermedades como el cáncer.
  3. Comes dos snacks o refrigerios sanos al día: una de las premisas principales de una dieta balanceada, es comer pocas cantidades y en diferentes momentos del día. Los snacks son vitales para no llegar con mucha hambre a las comidas principales y brindar al organismo energía para seguir funcionando. Un buen snack puede ser una fruta, como una manzana, un lácteo como quesos o yogurt o proteínas como pechuga de pavo o pollo.
  4. Come a conciencia y sin prisas: Estudios confirman, que al comer lento se segregan unas hormonas que ayudan a controlar el hambre e incrementan la sensación de saciedad. Cuando comes rápido, estas hormonas no se liberan y sientes la necesidad de comer más. Además, como el estómago tarda unos 20 minutos en enviar al cerebro la señal de que está lleno, al comer despacio se tiene la posibilidad de parar cuando se está realmente satisfecho, evitando la sensación de pesadez y comer de más.
  5. Elige preferiblemente lo natural: Prefiere alimentos naturales y evita los procesados; los productos orgánicos cuentan con la ventaja de tener hasta 30% menos de contaminación por pesticidas, además cuentan con mejor olor y sabor y debido a los métodos de cultivo, menos invasivos con el medioambiente.
  6. Equipa tu dieta con fibra: La fibra es fundamental para nutrir y limpiar el organismo, se recomiendan 30 g diarios pero como no es fácil obtenerla únicamente con frutas y vegetales, es primordial combinar diferentes fuentes de fibra dietética para obtener lo requerido y si es necesario, complementarlo con suplementos. La fibra es clave para adelgazar sin pasar hambre y puedes encontrarla en pastas integrales, cereales, frutas, verduras, etc.
  7. En las noches opta por menús ligeros y bebidas relajantes: En las horas de la noche tu digestión toma más tiempo y el consumo de energía es mínimo, por tanto si comes más de lo que deberías, esa energía que tu cuerpo no necesita se acumulará en forma de grasa. Prefiere preparaciones ligeras para cenar: cremas de verduras, tortillas o huevos hervidos, filetes de pescado blanco o de pollo o 2 rebanadas de queso. Elige tomar bebidas que relajen y faciliten el sueño, esto también ayudará a no subir de peso, puedes beber infusiones de tila o manzanilla o leche tibia con una cucharadita de cacao puro.