¿Cómo lograr un estilo de vida sano y un peso saludable?

Compártelo

¿Cómo lograr un estilo de vida sano y un peso saludable?

¿Cómo lograr un estilo de vida sano y un peso saludable?

Uno de los principales problemas que nos aqueja hoy en día es el sobrepeso, sin embargo el reciente apogeo de la onda fit o saludable está trayendo más conciencia yendo más allá de una cuestión superficial, para convertirse en señal de alerta de quienes procuran su bienestar personal. Pero lo más importante es que contrario a lo que algunos creen lograr un estilo de vida sano y un peso saludable no es una batalla con un lejano beneficio, sino algo perfectamente realizable mientras te lo propongas.

El éxito en esta labor radica en la disciplina y fuerza de voluntad, en la creación de un ambiente estimulante y positivo, más que en equipos, dietas o rutinas específicas, ya que generalmente aunque somos conscientes de que acabar con esos kilos de más es fundamental para la buena salud, no siempre encontramos disposición para ejercitarnos o alimentarnos bien. Aunque no sea tarea fácil necesitas equiparte con motivación, programarte positivamente, creer en ti y definir metas realistas y graduales.

La idea no es obsesionarte, privarte de comer o someterte a torturas psicológicas y alimenticias, el secreto está en ser inteligentes y encontrar el equilibrio, asegúrate que al menos el 80% de lo que comes sea natural, pues todo lo que pones en tu boca genera una respuesta hormonal y química en tu cuerpo que puede o no beneficiarte.

Para organizarte ten en cuenta estos consejos con aspectos vitales para la consecución de tus propósitos:

– Controla y equilibra lo que comes: toda actividad física empieza en la cocina, de otra manera podrías entrenar a nivel de atleta sin lograr ver resultados. Procura limitar el consumo de carbohidratos, azúcares, grasas y productos procesados. Elige alimentos de temporada y emplea métodos de cocción que no involucren grasa. Puedes llevar un diario de lo que comes para controlarlo eficazmente.

– Organiza tus comidas del día: a veces creemos que la solución es dejar de comer, al contrario, la clave está en saber comer y hacerlo cada 3 horas. Evita saltarte comidas, especialmente el desayuno, esto ayudará a que tus niveles de azúcar se mantengan estables evitando más antojos. Planea y organiza tus comidas del día y de la semana, equipa tu nevera con alimentos y meriendas sanas.

– Come y mastica a conciencia: carga siempre con contenedores para llevar tus comidas y meriendas y mantenerte enfocado, puedes comer frutas a media mañana y media tarde, porciones de frutos secos como maní, almendras, nueces, pasabocas naturales integrales, bastones de vegetales con aderezos bajos en grasa. Asegúrate de masticar bien, sin afanes, cuando comes demasiado rápido tu sistema digestivo no alcanza a informar a tu cerebro de que está lleno.

-Tómate tu tiempo para disfrutar las comidas y evita hacerlo de afán, distraído o de pie.

– Descansa y duerme bien: Cuando no duermes bien tu cuerpo incrementa su producción de ‘grelina’ una hormona que estimula el apetito.

– Ejercítate: recuerda que una rutina física eficaz, debe aumentar tu ritmo cardíaco ya que esto incrementará la pérdida de calorías. Elige un tipo de entrenamiento que vaya contigo y que te ayude a trabajar áreas problema. Ejercita de 30 a 60 minutos combinando cardio, baile, entrenamiento por intervalos o cualquier otro deporte que te guste. Mientras mantengas alta intensidad en tus entrenamientos no hará falta pasar horas ejercitando para obtener resultados.

– ¡Muévete! Evita el sedentarismo: busca la manera de movilizarte, salir de casa, estar en contacto con el aire libre. Tomar un baño de sol además aumentará tu producción de serotonina una hormona que controla antojos de carbohidratos y azúcares refinados.